QUEMADURAS EN NIÑOS

QUEMADURAS EN NIÑOS

Las quemaduras son uno de los accidentes más comunes que pueden ocurrir en la infancia. Es crucial saber cómo actuar rápidamente para minimizar el daño y garantizar la recuperación adecuada del niño.

Aquí te ofrecemos información valiosa sobre cómo manejar las quemaduras en niños. 

  • Tipos de Quemaduras:

Existen tres tipos principales de quemaduras: eléctricas, térmicas y químicas. Las más comunes en niños suelen ser las térmicas, causadas por el contacto con líquidos calientes.

 

Atención Inicial:

La atención inicial a una quemadura debe comenzar en el lugar del accidente para reducir el daño y promover una pronta recuperación. Aquí hay algunas pautas importantes a seguir: 

  • Quemaduras Térmicas:

- Enfría la quemadura con agua durante al menos 10 minutos. La temperatura del agua no debe ser inferior a 8 °C. Evita el uso de hielo.

- Retira la ropa quemada, a menos que esté muy adherida a la piel.

- Evita la hipotermia cubriendo al niño con una manta.

  • Quemaduras Químicas:

-Retira completamente la ropa afectada y enjuaga la quemadura con agua abundante para eliminar el agente químico por arrastre.

  • Quemaduras Eléctricas:

 -Aleja al niño inmediatamente del contacto eléctrico utilizando algún aislante y desconectando la fuente de suministro eléctrico.

 

Es importante recordar que después de la atención inicial, el niño debe recibir atención médica adecuada en un hospital o centro de salud. Algunas quemaduras pueden requerir tratamiento especializado para prevenir complicaciones.

Saber cómo manejar las quemaduras en niños es fundamental para garantizar su bienestar y recuperación. Actuar rápidamente y seguir los pasos adecuados puede marcar la diferencia en el proceso de curación del niño. Siempre busca ayuda médica si tienes dudas o si la quemadura parece grave. La seguridad y el bienestar de los niños son lo primero.

Regresar al blog